29 de abril de 2013

OTROS MATERIALES

Me niego a retornar al invierno, por mucho que "dé miedo" salir a la calle...
Lleno este post de color, para empezar el lunes con la misma energía positiva que he respirado este fin de semana, en compañía de tan buena gente, de risas, de confidencias con las amigas, de cervecitas, de tortillas de patata, de divertidos trayectos en tren..., y comprobando con alegría infinita cómo van creciendo los niños de mi entorno...

El verano está a la vuelta de la esquina y hoy os presento unos collares especialmente veraniegos, por su colorido intenso y porque favorecen mucho en los escotes morenos.

Como os he dicho varias veces, me gusta probar todo tipo de materiales y, aunque es cierto que no suelo utilizar demasiado el plástico, las piezas de estos collares, son de este material.
Originalmente eran transparentes, pero las hemos adaptado a LAMARRIED, llenándolas de color, y aplicando después un barniz brillante, que da un acabado muy particular.

No pesan nada y los hay de todos los colores.










27 de abril de 2013

EL BROCHE DE ORO

Terminamos la semana de los broches, aderezando un vestido de noche, con varios complementos adaptados al tema que nos ocupa.
Cualquiera de ellos queda perfecto con el vestido que hemos elegido, pero eso sí, elegid sólo uno! Los cuatro son lo suficientemente llamativos, como para añadir mucho más, y no hay que romper la limpieza de línea del vestido, convirtiéndonos en un árbol de Navidad.
Sólo se trata de poner una nota de color a un patrón ciertamente sobrio, aunque no por ello menos elegante.

Este post nos sirve de resumen a todo lo que hemos ido viendo estos días.


Un cinturón con un broche de plumas.
(En la segunda parte del especial broches, lo tenéis bien explicado)








Un bolso decorado también con un broche. Porque como ya sabemos, se pueden aplicar a todo tipo de prendas o accesorios.
En este caso, la cartera también es de LAMARRIED, y hemos puesto un broche con el mismo estampado, pero también hubiese valido otro totalmente distinto.














Del mismo modo que hacemos los cinturones, podemos conseguir un tocado como éste.

































Y ponemos el broche de oro, con esta gargantilla improvisada. Sencillamente, una cinta más un broche.




Por supuesto que seguiremos hablando de broches más adelante. Se me han quedado muchas ideas por contaros, pero como no quiero "emborracharos" demasiado, lo dejamos aquí por el momento, y el lunes continuamos con otras cosas.

Buen fin de semana!



26 de abril de 2013

CINCO BROCHES PARA UN SOMBRERO

Hoy subimos los broches a la cabeza, decorando un sencillo sombrero.

Una vez más demostraremos que, dependiendo del cambio de accesorios y materiales, el mismo sombrero nos puede servir para diferentes ocasiones.

He hecho lo mismo que hacíamos estos días, simplemente, cambiar las cintas y sujetarlas con el propio broche, y aquí tenéis el resultado.
No voy a explicar más. Os dejo con estas cinco ideas, que creo que hablan por sí solas.


























































Como veis, es facilísimo dar un cambio a nuestras prendas de vestir o a los propios complementos.
Mañana terminamos con la semana de los broches, con un post dedicado a ocasiones especiales.

(Sólo una cosa más! Como veréis en el margen derecho, justo debajo del "Contacto", ya teneís el acceso directo a Facebook.
Parece que hubo algún problema y que los primeros días, algunos le distéis al "Me gusta", y no se cumplió la función, por lo que tal vez aún no seáis seguidores y penséis que sí.
Si quieres recibir toda la información actualizada de LAMARRIED, asegúrate de que aparece la foto en tu perfil, como una de las páginas que sigues, y si no la ves, vuelve a intentarlo para no perderte nada! Parece que ya está solucionado!
Muchísimas gracias!)



25 de abril de 2013

ESPECIAL BROCHES, 2ª PARTE

Hoy vamos a trasladar los broches a la cintura.



























Utilizaremos la misma técnica que veíamos ayer. Cogemos un pañuelo o retal de tela, formamos un rectángulo con él, que anudaremos en la espalda (en el post de ayer lo explico más detalladamente), y terminamos con el broche que más os guste, sujetando la tela y así, logrando un efecto drapeado.















En el caso de los "cinturones", también podéis colocar el broche antes de ponéroslo en la cintura.
Como veis, aquí no es necesario ni un alfiler inicial, ni otro imperdible, porque no hay que sujetar nada a la ropa. Al ser una pieza independiente, nos basta con el pañuelo y el broche elegido. Más fácil imposible!








































Ahora quiero demostraros cómo, con sólo un broche y unas cintas, podemos cambiar totalmente el estilo y la utilidad de un vestido.






































Fijaos qué sencillo! Tres cintas de distintos colores y anchos, colocadas "desordenadamente", y unidas con un  broche central.
Dependiendo del tipo de cinta y de broche que utilicéis, podéis conseguir un look, desde muy arreglado, para una ceremonia, a otro mucho más informal.
Por supuesto, el resto de complementos también tienen que acompañar.

En el primer caso, he cogido tres cintas de "groguen" (son estas cintas decorativas que se usan mucho para rodear los sombreros), he cortado los extremos en diagonal, y el broche es de tafetán de seda, con varios adornos que incluyen lentejuelas.


A pesar de la sencillez del vestido, este cinturón, le da el grado justo de formalidad que lo convierte en idóneo, incluso para cualquier ceremonia de día.




Y ahora voy a cambiar el brillo de las otras otras cintas, por el mate de este broche de loneta de algodón, totalmente de sport, que acompaño con una cinta ancha de nylon, que le resta todavía más seriedad.

Cortaremos la cinta a la medida de nuestra cintura, más los centímetros que necesitemos para hacer el cruce y que nos sobre un trozo, que dejaremos suelto. Aunque si lo preferís, también podéis dejar los dos extremos escondidos bajo el broche.
Estas cintas permiten quemar los bordes con un mechero, para evitar que se deshilachen, con lo que no hace falta rematar nada, ni meter costuras. Es rapidísimo y da un acabado muy limpio.

Colocad el imperdible a la altura que mejor os venga, uniendo con él los extremos.
























Estas cintas son la típicas que llevan las mochilas o bolsos deportivos, y ese aspecto plastificado nos puede dar mucho juego para lograr efectos muy originales.
Las hay de bastantes colores y algunos son muy llamativos, incluso algo excesivos para el tipo de colorido que usa LAMARRIED. Pero como digo siempre, sabiendo encontrar el punto justo en las combinaciones, todo puede quedar perfectamente equilibrado.
Muy pronto tendremos la semana del color, y haré un post especial de combinaciones "imposibles", para que veáis que LAMARRIED domina perfectamente el estudio del color y siempre logra la armonía entre unos tonos y otros, por incompatibles que parezcan.




Para terminar con los cinturones, he hecho una especie de "mix" entre los dos ejemplos anteriores.
He usado la misma cinta de nylon, pero con un broche muy diferente, consiguiendo un efecto intermedio, que me encanta.


Es lo que os hablaba del equilibrio!
La importancia de este broche, por su tamaño y por las plumas, dan el toque perfecto de originalidad a un conjunto bastante básico.
Esta ropa también quedaría muy bien con un sencillo cinturón de cuero, por ejemplo, pero pasaría mucho más desapercibida.

La cinta de nylon, le da la informalidad adecuada para usarlo a diario, con todo tipo de prendas, incluso con camiseta y jeans.



Cuando preparo estas entradas, yo misma me doy cuenta de las infinitas posibilidades que tienen los complementos y la bisutería.
De hecho, este último broche ya lo vimos en el post de los "Complementos XXL", como pieza clave de un top, incluso como tocado.

Por todo esto, siempre hablo de la importancia de los accesorios a la hora de vestir.
De verdad, hacedme caso! Son mucho más versátiles que la ropa más llamativa.

Si pensáis en un vestido espectacular, con un patrón original, o un estampado muy marcado, por mucho que le cambiéis los complementos, casi seguro que el aspecto siempre va a ser el mismo o muy similar, y todo el mundo se va a fijar en eso, en el vestido, por lo que os va a limitar más el número de veces que os lo "podáis" poner. Le vais a sacar mucho menos partido.
Por supuesto que lo ideal es tener un poco de todo, y yo soy la primera que me puedo volver loca con un "vestidazo", y lanzarme a comprarlo si me lo permite el bolsillo. De vez en cuando está muy bien darse un capricho! Pero comprad y elegid con cabeza, sobre todo en estos tiempos de crisis!
Sacaréis mucho más partido a unos cuantos básicos aderezados con unos buenos accesorios, que a prendas muy marcadas.

Mañana, más broches!!


24 de abril de 2013

ESPECIAL BROCHES, 1ª PARTE

Como vengo anunciando hace días, vamos a dedicar varias entradas a los broches.
Y como tengo mucho que contaros, vamos al grano!

Hoy vamos a transformar, de forma muy sencilla, un top, con escote "palabra de honor", con tan sólo un broche, y unas cintas o unos pañuelos. Algo que todos tenemos en casa, o que podemos adquirir fácilmente.

Empezamos:

Aquí tenéis el top. Más básico no puede ser.




Con una cinta, pillada por el propio broche en el escote, logramos un efecto de tirantes, que cambia totalmente nuestro top.


Os muestro cómo va sujeta la cinta.
Antes de colocar el broche definitivo, la hemos centrado y prendido con un alfiler. Pero no olvidéis quitarlo después!!



Si tenéis que comprar la cinta, o antes de cortarla, tened en cuenta que hay que dejar suficiente largo para hacer una lazada en el cuello (por detrás). Con dos metros tenéis de sobra.
En cualquier mercería podréis encontrar muchos tipos de cintas. De raso, de algodón, estampadas..., y suele ser algo muy barato, así que, si te gusta la idea, compra varios colores, para poder customizar tu top de distintas formas.


Os dejo otro ejemplo, con otro broche y otro color de cinta.





Ahora, en lugar de anudar la cinta en el cuello, vamos a dejar los extremos en el pecho, para que también nos sirvan de adorno.


Misma idea que antes: se coloca bien la cinta antes de poner el broche, y se prende con el alfiler que retiraremos al final.
He hecho un cortecito en diagonal a los extremos, para que el acabado sea más completo.

Si quieres asegurar que nada se te mueva, puedes sustituir ese alfiler por un imperdible pequeño, que no hará falta quitar después, con lo que todo quedará más sujeto.





Ahora vamos a hacer lo mismo, pero trasladando la cinta y el broche a un lado, consiguiendo un efecto de asimetría, que le da un toque muy original al top.


En este caso, la cinta también se anuda en la espalda.






Ahora cambiamos las cintas por los pañuelos. Nos vale también algún retal de tela, a ser posible, vaporosa, tipo gasa, u otro tipo de seda finita que tenga un poco de caída.

El resultado final va a ser éste. Como veis, la seda queda suelta en la espalda, lo que le da un toque muy femenino.


He cogido este pañuelo en verde agua muy pálido, porque quería conseguir un contraste fuerte con el color del top. El broche hará de nexo entre los dos colores, con lo que se convierte en complemento básico para el resultado que queremos lograr.

Enrollamos el pañuelo y lo colocamos como veis en la foto de abajo.
Dejamos un lado suelto y el otro lo prendemos como hacíamos con las cintas. Da igual que ese recogido no quede muy limpio, porque con el broche no se verá.


Hacemos un nudo, pasando la parte que teníamos suelta, por debajo del "tirante" que habíamos logrado al prender el pañuelo.


En la foto de arriba, el extremo ha quedado por delante, pero es para que veáis bien cómo va el nudo. Coged ese pico y tirad hacia atrás. Ha de quedar por la espalda.

Por delante quedará así:


Ya podemos colocar el broche definitivo.
Si has utilizado un alfiler para sujetar el pañuelo, en lugar del pequeño imperdible que os comentaba, es el momento de retirarlo!





Y ahora lo vamos a complicar un poquito más:


También vamos a necesitar un pañuelo. Yo he cogido éste estampado, para variar más todavía el top básico que teníamos al principio.

Primero lo vamos a doblar un poco. Yo lo suelo extender en una mesa, lo coloco en forma de rombo, meto un pico hasta el centro, después el pico de enfrente, también hasta el centro, y luego, o lo enrollo, o lo doblo un poquito, dependiendo de cómo lo vayamos a utilizar.
Me gusta hacerlo así, porque quedan muy bien escondidas las costuras de los bordes, y porque logramos más longitud en la tela, que si lo hiciéramos sobre un cuadrado.

Una vez que tenemos la tela lista, la vamos a colocar sobre el top de esta forma, y los extremos los vamos a anudar en la espalda, lo más centrados posible.


Da igual si de momento no os queda muy perfecto colocado, porque luego con el broche todo se corrige.

Aquí tenéis la espalda. Así debe quedar:


Ahora vamos a ajustar la tela al pecho, colocando un imperdible en el centro, que va a recoger, no sólo el pañuelo, sino también el top. De esta forma evitaremos que se nos mueva y conseguiremos que la seda quede justo adaptada a la altura del escote.
No hace falta pinchar el pañuelo; sólo el top. Digamos que el imperdible nos sirve de pasador para la tela superpuesta.

En este caso, este imperdible no se retirará después, porque aquí necesitamos que vaya bien sujeto.


Colocamos un poquito la seda, para que el efecto del drapeado nos quede bonito, y ya podemos poner el broche final.
Al ser un pañuelo estampado, he cogido uno algo más sencillo que otros que hemos visto, y a tono con los colores del dibujo.




Mañana bajaremos los broches de LAMARRIED unos cuantos centímetros, y daremos otro aire a la cintura.



23 de abril de 2013

LAMARRIED EN FACEBOOK

Antes de entrar en materia, y mientras voy completando la configuración de los distintos sitios de LAMARRIED, añadiendo datos, iconos, enlaces, etc; perfeccionando el diseño, y en definitiva, haciendo que quede lo más atractivo posible para vosotros, os dejo el link de mi FACEBOOK, para que empecéis conmigo desde cero:

SÍGUEME EN FACEBOOK!!
https://www.facebook.com/Lamarried


El taller de LAMARRIED está a tope, con muchos encargos y muchos proyectos!!!

Como ya os anuncié la semana pasada, ésta vamos a dedicar una atención especial a los broches.



Os daré ideas, os enseñaré a mezclar más de uno, los llevaré a otros complementos, como bolsos, cinturones, gorros..., y os enseñaré algunos trucos prácticos y originales.
Estoy terminando de prepararlo. Mañana empezamos!

Hoy os dejo con esta combinación de colores, que me encanta!






Me despido ya, porque hay mucho jaleo en el taller, pero mañana os prometo un post muy interesante!!



20 de abril de 2013

LOS CLÁSICOS DE LAMARRIED 2

Ya os hablé de los clásicos de LAMARRIED. Esas piezas de cerámica que llevo años haciendo y que nunca se eliminarán de mis colecciones, por su gran éxito y porque son como una especie de talismán para mí.

Hoy os presento el segundo:




Se trata del collar de cinco filas.

LAMARRIED realiza este montaje, en cinco y en tres filas.
Por supuesto, si a un cliente se le antoja en dos, cuatro, etc, también se puede hacer, pero los clásicos son sólo el de cinco y el de tres.
Más adelante os enseñaré detalladamente el otro, porque a diferencia del de cinco filas, las piezas de cerámica pueden tener distintas formas. En cambio, éste sólo se hace con bolitas.

Aunque este modelo se realiza todo el año, es cierto que es especialmente favorecedor en verano. Queda increíble en un escote bronceado, ya que la fila más corta queda muy pegada al cuello y el resto va cayendo en cascada, casi hasta el pecho, con lo que resulta muy llamativo.

Lleva 45 bolas, y el tamaño de cada una es de unos 8mm. Se pueden pintar todas del mismo color, o combinar varios, aunque concretamente en este modelo, a mí me gustan más todas iguales o, como mucho, haciendo una especie de degradado, como veis en la foto de abajo.





Os anuncio que LAMARRIED está a punto de estrenar su página de Facebook, donde también podréis seguir todas las novedades, y donde estaréis permanentemente informados de lo que se cuece en su taller, en su blog y en su mundo...

Y ahora, a disfrutar del fin de semana!!!