29 de octubre de 2013

LUNAS DE OTOÑO

Hace unos días, volviendo a casa después de pasar la tarde con mis adorados sobrinos, había una luna tan sobrecogedora ante mí, que decidí inmortalizarla en forma de collar.
No era llena ni mucho menos. Era una "C" perfecta. La C más grande que he visto en mi vida. Y lucía elegante y majestuosa en una noche cerrada, en lo alto de las montañas...
Era como el broche perfecto a un día emocionante. Y es que, los ratos que paso con mis sobrinos, son un cúmulo de emociones, todas ellas tan positivas, que hacen del día más nublado un cielo azul turquesa.
Volvía en el coche, recordando las risas con ellos, sus ocurrencias que me sacan mil carcajadas, y ahí estaba ella, la luna. La luna de cuento acompañándome durante todo el trayecto. La media luna a la que muchos hemos dibujado una carita sonriente alguna vez.
Siempre me ha apasionado la luna... Con ella me pasa como con el mar, que podría estar horas mirándola.

En LAMARRIED siempre nos han gustado mucho los collares "babero", incluso cuando muy poca gente los hacía y casi nadie se los ponía.
Una base lisa y plana, te permite jugar con muchos tipos de materiales y desarrollar mucho más la creatividad.

Para realizar la colección de las lunas, decidí hacerlo en forma de collar "babero", pero con las bases más finas que en otros modelos. Quería dar mucho protagonismo a la forma, dejándola limpia, con curvas muy marcadas y con adornos especiales pero sencillos a la vez.
El resultado es exactamente el que yo quería.

Las bases, en este caso, las lunas, se han realizado en sedas lisas, tipo tafetán o raso mate, y para abrochar el collar al cuello, hemos utilizado cintas de cuero o cadenas.
Para los adornos de las bases, he cogido algunos "tesoros del mar" o he realizado algunas piezas de cerámica, muy pensadas para dar sólo un toque LAMARRIED, sin que "la luna" pierda el protagonismo.

Como vais a ver a continuación, son collares que, a pesar de la simplicidad en la forma, son especiales y favorecedores. Probablemente porque llevan mucho sentimiento implícito...


Esta es mi particular interpretación de aquella impresionante luna de otoño:






































25 de octubre de 2013

QUIEN NO ARRIESGA NO GANA!

Cuando preparo las entradas del blog, unas veces tengo las ideas clarísimas y otras no sé muy bien ni cómo empezar.
Casi siempre comienzo por las fotos y luego voy basando el texto en ellas, aunque algunas veces, lo que más me apetece es contaros una historia y entonces suelo buscar las imágenes que mejor se adapten a lo que voy a narrar. Creedme si os digo que no es una tarea fácil! Nunca pensé que me llevaría tanto tiempo y trabajo preparar cada post!
Y es que, aunque soy muy caótica trabajando, o muy "loca" y pasional..., según se mire, me gusta que queden las cosas bien terminadas y ordenadas. Necesito que el resultado final se vea limpio y cuidado. Y para lograrlo, hay que dedicar tiempo y poner muchas ganas a lo que haces.
Si alguna vez pierdo esta ilusión, abandonaré el blog, porque para realizar un trabajo mediocre, prefiero desaparecer... 
De momento, sigo con muchas ganas!!!

Aunque pueda parecer absurdo, una de las cosas que más me cuesta del blog es poner el título de cada entrada. 
Me gusta escribir, contar historias, explicar mi trabajo, poner muchas fotos..., pero el título de un post, al igual que ocurre con el de un libro, es su tarjeta de presentación. 
Sé que este blog es de bisutería y complementos de moda y que tal vez no debería dar importancia a estas cosas. No soy escritora. No estoy escribiendo una novela, lo sé! Pero cuando se trata de intentar sorprender cada día con algo nuevo, uno debe esforzarse en eso, en innovar; en intentar atrapar al "lector" o a los seguidores desde la primera frase o, al menos, captar su atención y provocar curiosidad. Y si todos los días propones lo mismo o cosas muy parecidas, es fácil cansar y aburrir.
A veces lo obvio y directo funciona mucho mejor, pero otras, hay que ir más allá... De vez en cuando hay que arriesgar!

Algunos diseños, como los que os voy a mostrar a continuación, son difíciles de definir y por eso, hoy ha sido uno de esos días en los que no sabía cómo titular el post.
Entre los títulos que había barajado para esta entrada, estaban: "Mini bolsitos", "¿Bolso o collar?"..., que tal vez hubiesen sido más adecuados para un blog de bisutería o para alguien que busca bolsos o collares. Pero hoy, como he dicho, yo quería ir más allá. Porque aparte de mi trabajo, me gusta contaros mis experiencias y animaros siempre a sacar el máximo partido a la vida!! Incitaros a ser creativos y a vivir con inquietudes y curiosidad!! A cuidar y a apreciar cada pequeño detalle, tanto en lo que vosotros hacéis como en lo que os ofrecen los demás...
Para mí sería mucho más fácil titular cada post "Collar de cerámica", aunque cada collar fuera diferente, pero me niego a estancarme! Siempre intentaré mantener despierta mi curiosidad. En el trabajo y en la vida!!!


Os voy a dejar ya con los diseños de hoy.
Se trata de una especie de bolsitos diminutos, muy elaborados y con mucho adorno, que están pensados para llevar a modo de collar.
Son aproximadamente del tamaño de un teléfono móvil (de hecho, están pensados para usarlos como funda), y son perfectos para salir por la noche y meter lo estrictamente necesario. 
Como vais a ver, llevan todo tipo de adornos y los hay de muchos colores. Está todo cosido a mano y la mayoría de estos adornos se han realizado también de forma artesanal en el taller de LAMARRIED.
En otras entradas los veremos con estampados escoceses, de camuflaje, etc.

Aquí tenéis seis modelos de la colección:























































Espero que sigáis mucho tiempo conmigo, "curioseando" el mundo de LAMARRIED y muchas cosas más! Porque este blog, sin vosotros, no tendría mucho sentido!

Gracias por seguirme y buen fin de semana!


17 de octubre de 2013

PULSERAS VARIADAS

Aunque parece que las pulseras son más indicadas para el verano, por aquello de que en invierno dejamos poca piel a la vista donde lucirlas, se siguen llevando mucho los brazaletes y las pulseras grandes.

LAMARRIED no suele hacer demasiados modelos en esta época del año, precisamente por esa razón, pero esta temporada hemos preparado una colección de piezas muy llamativas y originales, que van a dar mucho color a nuestro look de invierno.

Todos los modelos tienen dos cosas en común. Una, que son pulseras bastante anchas, lo que nos permite jugar mucho más con los colores y los materiales, y dos, precisamente eso, la mezcla de multitud de tejidos (sedas, terciopelos...), con cuero, plumas, botones, piezas recicladas de bisutería de los años 70-80, cerámica, madera y un largo etcétera. 








Este primer modelo, tiene como peculiaridad la forma en que están colocadas y cosidas las tiras de seda.
Se han dejado sin rematar, para que los hilos sueltos formen parte del diseño. Pero como tampoco queremos que al deshilacharse se acaben deshaciendo del todo estas tiras de tela, hemos dado algunas puntadas irregulares y desordenadas, con hilo dorado, sujetando un poco los hilillos medio sueltos de la seda, formando así un conjunto de líneas y colores muy original.
El interior de estas pulseras está forrado en terciopelo.









La pulsera que vemos a continuación, me gusta especialmente. Me resulta glamourosa y sofisticada.
Es de terciopelo negro por fuera y de terciopelo rojo por dentro.
Lleva un detalle de cuero negro y el elemento protagonista es esa exótica pieza dorada, que como os contaba antes, he sacado de un collar de principios de los 80.
Al disponer sólo de una de estas piezas, esta pulsera se convierte en modelo exclusivo.









Lo que más me gusta de la pieza que vemos a continuación es la extraña mezcla de materiales.
Tenemos una seda estampada, con adornos bordados y en terciopelo, que dan un aspecto total de tejido antiguo, y se nos ha ocurrido mezclarlo con piedras naturales, cogidas en alguna playa, y con varias cuentas de cerámica, cosidas sobre cuero.
La piedra rompe totalmente con el estilo clásico de la tela, convirtiendo a esta pulsera en una pieza atemporal, tanto para el día como para la noche.









A continuación vemos una de mis favoritas. Me encanta la mezcla de colores y, como ya os dije el otro día, me gustan mucho los terciopelos y más, cuando son de colores originales como el verde agua que lleva esta pulsera.
Esa especie de botón, también perteneció a un collar de los años 70, lo que da a este diseño ese aire retro o vintage que tanto me gusta...
Me parece un modelo muy chic y femenino.







Ahora pasamos a algo un poco diferente; más étnico, que mezcla dos de las tendencias de la temporada, el cuero y las plumas, y que se completa con varios adornos metálicos y piedras semipreciosas.







Y para terminar, mezclamos varias de las cosas que hemos visto en todas las pulseras anteriores, logrando esta pieza tan favorecedora y llamativa, que combina el increíble colorido de las plumas, la suave textura del terciopelo y el toque retro de esa pieza "setentera".





Como veis, cada una tiene su peculiaridad y su toque LAMARRIED.
Aunque algunas puedan parecer excesivamente distintas como para decir que forman una colección de pulseras, en este caso no he buscado que todas sigan la misma línea, sino que todas sean originales, llamativas, elaboradas..., y que se conviertan en un elemento clave de nuestro look.


Siempre procuro que mis piezas pertenezcan a todas las épocas. Que sean de siempre y para siempre. Que nunca pasen de moda o que siempre lo estén...



15 de octubre de 2013

JUEGO DE FORMAS Y COLORES

Hoy os voy a mostrar una colección de collares que me tiene realmente contenta!!
Me encanta el resultado final y me alegran sus colores, sus formas, el brillo de las piezas de cerámica que he utilizado y, en definitiva, toda la combinación de estos elementos que sin duda, darán un cambio radical al look más sencillo o aburrido.

He mezclado colores y formas geométricas, buscando contrastes equilibrados, pero a la vez, atrevidos y originales.

La base de los collares está realizada en diferentes sedas y todas las piezas que se han cosido sobre ellas, son de cerámica, como siempre realizadas a mano de principio a fin.

Una vez más, he dejado los cordones largos, para que puedan anudarse a la altura que mejor nos queden, según la ropa que llevemos. 
Estos collares concretamente favorecen mucho si los pegamos al cuello, aunque, como vamos a ver, también quedan genial si los bajamos un poco hacia el pecho.

Y como una imagen vale más que mil palabras, os dejo ya con estos cuatro modelos, que espero que, por su juego de formas y colores, os alegren el día tanto como a mí!!